Todo lo que necesitas saber sobre las estafas románticas

Los sitios web de citas en línea están en auge porque cada vez son más las personas que se animan a vivir experiencias mediante estas plataformas.

Sin embargo, no todos los sitios de citas, ni todas las personas que crean un perfil en estos sitios tienen intenciones honorables.

La mayoría de las víctimas de citas pierden una gran cantidad de tiempo y dinero.

Las estafas del romance es el mayor fraude en Internet y hoy vas a descubrir la anatomía de las estafas de citas y cómo tú puedes evitar caer en ellas.

Las estafas del amor más comunes en Internet

Como la mayoría de los engaños, las estafas de citas también comienzan de una manera aparentemente inocente.

Los estafadores establecen comunicación con sus víctimas a través de las redes sociales o mediante correo electrónico, alegando intereses comunes o una conexión distante pero mutua, como una presentación en algún evento, como una boda o reunión grande.

Otros, crean perfiles falsos pero atractivos para que sean las propias víctimas quienes inicien la comunicación.

Una vez encuentran la víctima, las posibilidades de engaño son ilimitadas, pero estas son las más frecuentes:

Estafas de romance militar

Estas estafas son tan comunes como difíciles de detectar.

Los estafadores se hacen pasar por un soldado usando su nombre y fotografía real o crear un perfil completamente falso.

Envían emails a sus víctimas presentándose como si estuvieran cerca del final de sus carreras y, generalmente, envueltos en una trágica circunstancia.

Comienzan a construir una sólida conexión plagada de términos militares, títulos y ubicaciones, pero antes de que pueda tener lugar el encuentro físico… ¡empiezan a solicitar tu dinero!

La excusa suele ser que necesitan pagar un vuelo, pagar medicinas, planificar la jubilación…

También, suelen colaborar abogados o médicos para extraer un flujo constante de dinero. Casi siempre, este tipo de estafas se extiende varios meses en el tiempo hasta que las víctimas empiezan a sospechar.

Estafas de encuentros íntimos

Los estafadores contactan con sus víctimas haciéndose pasar por posibles pretendientes que viven en el extranjero, normalmente en Europa del Este o el sudeste asiático.

Después de un intenso periodo de cortejo, el estafador pide a la víctima iniciar una videollamada, pero… ¡Sorpresa! La cámara del estafador está misteriosamente rota.

Aquí entra en juego la parte peligrosa de la estafa: el estafador elogia a su víctima y, combinando adulación con persistencia, convence a su «pareja» para que se desnude o realice otros actos íntimos.

Ahora es cuando el estafador revela sus verdaderas intenciones y amenaza con compartir el vídeo con los amigos de la víctima a menos que reciba cierta cantidad de dinero.

Si la víctima cede, está perdida: empieza un ciclo donde las demandas de dinero van en aumento hasta que finalmente la víctima se niega.

Sitos de citas falsos

Usualmente son sitios web de citas falsos que afirman ofrecer reuniones legítimas. Por ejemplo, aquí puedes ver cómo Follamigos tima.

La realidad es bien distinta, ya que luego están poco poblados, aunque repletos de estafadores. Los formularios de registro en lugar de detalles personales, enfatizan en las preguntas acerca de tus finanzas personales.

Si poco después de pulsar el botón de registro, e incluso antes de terminar de completar tu perfil, comienzas a recibir mensajes de posibles pretendientes: ¡ten claro que seguramente estés ante una estafa!

¿Quieres sitios de citas legítimos? En esta web vemos 3 sitios de citas que si funcionan.

regresar al menú ↑

Cómo proteger tu corazón y tu cartera de las estafas en línea

Es un hecho que incluso en sitios de citas legítimos puedes encontrar con un estafador. La buena noticia es que existen ciertas señales de alerta que te pueden ayudar a diferenciar a tu alma gemela de un desalmado estafador.

Horrible ortografía y gramática

Es importante empezar revisando el perfil de cualquier persona que contacte contigo a través de un sitio de citas o de una red social.

Presta atención a su forma de expresarse, ya que aunque no todo el mundo sea un poeta, una gran cantidad de detalles personales repletos de faltas de ortografía podría ser señal de que algo no va bien.

Copia y pega

Igualmente, si los mensajes que reciben se leen «demasiado bien», también deberías preocuparte.

Normalmente, los estafadores no suelen confeccionar su propio material, sino que lo extraen de otros sitios web o perfiles de citas.

En estos casos, la regla de oro es realizar una investigación en línea para tratar de encontrar alguna coincidencia. De ser así, ignora por completo al estafador.

Enlaces sospechosos

Si bien los usuarios legítimos pueden añadir enlaces a su música, lugares o actividades preferidas, los estafadores por su parte llenan sus perfiles con enlaces a sitios de «spam» que tratan vender un producto de baja calidad o enseñarte a hacerte rico de la noche a la mañana. Una clara señal de advertencia de que un perfil no es totalmente legítimo.

Precocidad

Es natural que unos sentimientos fuertes acompañen a las primeras semanas de cualquier romance. Un estafador intenta acelerar todavía más este proceso.

Si después de unas cuantas conversaciones comienza a pedir pequeñas cantidades de dinero para cubrir gastos extraños (están atrapados en un país extranjero, tienen un familiar enfermo, les acaban de atracar…) y necesitan que les envíes dinero urgentemente. ¡Aléjate!

Las estafas online se suelen aprovechar de usuarios vulnerables. De esas personas que buscan una conexión humana en un mundo cada vez más distante. ¡No dejes que un falso amor nuble tu juicio!

Aprende todo lo que puedas sobre las estafas en línea y evita a los estafadores. ¡Omite el falso romance y céntrate mejor en encontrar un amor puro y genuino!

 

Enamora Fácilmente