Cómo encontrar el amor verdadero

Todos sabemos que el amor existe porque lo hemos visto en otras personas, pero el camino hasta él puede ser abrupto y agotador.

No existe un manual para encontrar el amor, pero siguiendo unos sencillos pasos seguramente consigas orientarte hacia la dirección adecuada.

Entiende quién eres

Amar significa compartir lo que de verdad te importa con alguien que acepte cómo eres.

Como es lógico, antes de encontrar a quien nos quiera, el primer paso consiste en entender qué clase de persona estamos proyectando.

Deja de buscar tu alma gemela y encuentra las partes perdidas de ti.

El objetivo es encontrar a alguien que te complete, sin que esto signifique que no puedas hacerlo en solitario.

Más bien es un ejercicio para explorar en nuestro interior, para desarrollar aquellas partes que buscas en alguien más.

Tan sólo pregúntate:

  • ¿Cuáles son mis mayores virtudes?
  • ¿Qué me gusta hacer con mi tiempo?
  • ¿Qué amo de mi?
  • ¿Qué podría mejorar?
  • ¿Qué me hace sentir mal?

Céntrate en vivir

Un error de principiante en el amor es creer que alguien va a marcar un sendero con unas reglas y normas que deberías cumplir.

Nada más lejos de la realidad.

Ya que con esto tan solo conseguirás una sola cosa: decepciones.

No importa si eres alguien introvertido o extrovertido, tan solo desarrollando la autoconfianza conseguirás encontrar algo que ofrecerle a otra persona.

Cuando se trata del amor, no existe la personalidad perfecta; no hay una conducta que puedas emular para tener éxito.

Y es que las decepciones no serán solo para ti, sino también para tus familiares y amigos. Pero el truco es este:

Si quieres sentir una vida próspera y llena de abundancia, entonces preocúpate de hacerlo con la tuya, ¡no con la de otra persona!

Y es que tan solo haciendo lo correcto para ti es como accederás a lugares, trabajos y atraerás gente que verdaderamente está alineada con tus objetivos vitales y contigo.

Es decir, de esta manera incrementarás las probabilidades de estar junto a tu alma gemela, porque tu alma gemela también está conectada a tus objetivos vitales.

Potencia en ti lo que buscas en los demás

Parte del autodescubrimiento consiste en conocer qué cosas necesitamos dentro de una relación.

Detectando lo que consideras imprescindible -conductas o actitudes de tu pareja potencial-, es un método totalmente válido para averiguar lo que realmente quieres cuando dices que buscas el amor.

  1. No te pases con las especificaciones. En lugar de fijarte en los atributos físicos (como la altura, el color de los ojos o del pelo), mejor céntrate en rasgos de la personalidad que sean importantes para ti. ¿Prefieres a alguien honesto? ¿Que le guste leer?
  2. Deja claros tus «no». Es mucho más fácil hacerlo así, ya que de esta manera estarás dejando muy claro que cosas no soportarías dentro de una relación. Por ejemplo, una persona que viva en otro país o que incurra en conductas de riesgo.

El objetivo aquí es proyectar aquellas cualidades con las que disfrutas y con las que serías más feliz.

¡Si las entiendes, las probabilidades de encontrar el amor crecerán exponencialmente!

Exponte ante nuevas personas

Una de las mejores maneras de acercarte a una persona interesante es haciendo nuevos amigos.

Es una estupenda forma de construir relaciones mutuas basadas en el aprecio y el respeto. Hacer amigos es verdaderamente sencillo:

No juzgues. Esta es la regla número 1 para crear nuevas relaciones de amistad y amor. Si descartas a alguien por cómo viste; nunca sabrás realmente si tenías algo en común con esa persona. La atracción no tiene por qué llegar la primera vez que quedas con alguien.

Generosidad con tu tiempo. Hacer amigos requiere de algo de compromiso. Tan solo acepta ir a fiestas, a eventos de ocio o a conciertos de música. Si no te gustan las aglomeraciones, tan solo propón a tus amigos salir a comer o a tomar café. Sin duda, una oportunidad única para conocer un poco más a las personas.

Preséntate como alguien disponible

No se trata de que grites a los cuatro vientos que estás en búsqueda activa de una relación. Más bien se trata de asegurarse de que la gente entienda que estás disponible y que estás en disposición de ir un paso más allá si la oportunidad lo merece.

Vístete de manera que se resalte la mejor parte de ti. Tampoco sirve que te fuerces a llevar un estilo que no te hace sentir bien, sino de proyectar tu seguridad y valores únicos de una manera coherente, pero que ayude a enviar la señal adecuada.

Mostrarse como una persona atenta y que sabe escuchar también es muy efectivo. Solo tienes que interesarte por lo que te cuentan, hacer muchas preguntas y mantener el contacto a lo largo del tiempo basándonos en esas interacciones.

Si además te aseguras de comportarte con honestidad y sinceridad, entonces te estarás mostrando al mundo como una persona que actúa con integridad, y eso es algo que suele resultar irresistible.

Prueba los servicios de citas

Los servicios de citas se han vuelto muy populares en los últimos tiempos.

Con una red de citas online conseguirás encontrar a personas con tus mismos intereses dentro de tu misma zona. Sin embargo, es fácil caer en la tentación de juzgar a las personas por sus fotos de perfil.

Si te interesa conseguir encuentros y citas, entonces tendrás que ser paciente con la gente y darles alguna oportunidad. Más o menos las mismas que esperas que te den a ti.

Puedes acudir a bares o discoteca, pero si lo que deseas es tener una relación a largo plazo, entonces puedes optar servicios de citas, como este sitio, donde será más fácil mantener una conversación.

Da tus primeros pasos

  1. Pide una cita
  2. Permanece en la misma longitud de onda
  3. No eres de hierro
  4. ¡Inténtalo de nuevo!

Pide una cita

Una vez hayas conocido a alguien que te resulta interesante y que consideras preparado para moverlo de «amigo» a un nivel más alto, entonces tan solo tienes que preguntarle si le interesa quedar contigo.

Puedes probar una cena romántica, si eres una persona clásica, pero el formato tampoco es muy importante. Lo principal es que podáis pasar un buen rato juntos. Ya sabes que la diversión es un objetivo que no desagradable.

Es una prueba de fuego para comprobar si realmente te interesa seguir viendo a esta persona. Tendrás la posibilidad de comprobar si parece conocer tus necesidades más importantes, si hay atracción mutua o si es posible hacer planes juntos.

Permanece en la misma longitud de onda

Intenta estar siempre la misma frecuencia que la otra persona.

No seas alguien pesado. Ten siempre presente que todos lidiamos con inseguridades y con otras cuestiones personales y que, por lo tanto, es posible que estas señales se mezclen. Lo mejor es no tomarse las cosas demasiado personales en esta fase.

Los chats son estupendos para seguir manteniendo el contacto con una comunicación simple, pero si lo que quieres es evitar dar la impresión equivocada, entonces mejor comunícate en persona o, al menos, por teléfono.

No eres de hierro

El amor es arriesgado, y es que abrir tu corazón a otra persona, en ocasiones da miedo. Tan solo cuéntale como te sientes. Puede que no sea fácil sacar el tema de conversación, pero la única forma de convertir la relación en amor es averiguando si los sentimientos son mutuos.

Si notas ausencia de interés por la otra parte, lo mejor es saberlo cuando parar y seguir por otro camino.

¡Inténtalo de nuevo!

Si sientes que tu relación no está yendo a ninguna parte, puede ser doloroso durante un tiempo. Pero no tardarás en sentirte mejor para probar suerte otra vez.

Cuando conectas con alguien especial, merece la pena vivir el viaje.

Braulio Gómez es experto en el proceso que atraviesan las mujeres cuando se trata de gestionar su lado más pasional. Braulio, con experiencia en las principales cuestiones sociales, económicas y sociales que confrontan las mujeres a lo largo de su vida, comparte en Enamora Fácilmente, y para cada más de 3.5 millones personas cada año, todos los secretos de la mente femenina de forma sencilla y amigable.

Enamora Fácilmente