7 consejos para pedir matrimonio a una mujer (¡y que diga que sí!)

Pedir a una mujer que se case contigo es una de las tareas más abrumadoras a las que alguien puede enfrentarse.

Un sentimiento de presión y un estrés por cuál será su respuesta te empujan a querer que todo sea perfecto: ¡aveces incluso cuando está claro que va a decir que sí!

Ten algo por seguro: una mujer no va a basar su respuesta en la perfección de la propuesta, por lo que puedes estar respirar tranquilamente.

La clave es hacerla sentir especial. Esto es lo que definirá el éxito o el fracaso de tu propuesta.

Todo se trata de cómo se siente cuando estáis juntos y de vuestra relación. Si ya has estado pensando mucho tiempo en esto, por lo que incluso aunque todo vaya fatal, su respuesta probablemente sea la misma.

No obstante, aquí quiero compartir contigo algunas de las mejores recomendaciones que te ayudarán a comprender cómo realizar pedidas de mano originales para que ese momento sea único y especial. Seguro que así consigues algo con lo que ambos os sentiréis muy cómodos hablando durante mucho tiempo después.

Habla con ella sobre el matrimonio con antelación

Es buena idea hablar sobre el matrimonio antes de lanzar la propuesta de matrimonio. Si nunca habéis hablado sobre vuestro futuro en común, quizá sea porque ambos necesitáis prepararos antes de dar ese gran paso.

Una propuesta indeseada puede destruir vuestra relación.

Si tenéis asuntos pendientes que resolver o discutir, es importante que lo hagas antes de sentirte preparado. Si ella siente que su momento para casarse todavía no ha llegado aunque esté locamente enamorada de ti, quizá necesite un poco más de tiempo para cambiar de idea y decir que sí.

Una propuesta de matrimonio requiere de tiempo y dinero, por lo que es necesario tenerlo claro de antemano.

Simplemente empieza por dejar caer la idea de que si os ve juntos y casados dentro de los cinco años, o señala sutilmente a una pareja feliz y casada para decir que algún día te gustaría ser como ellos. Después observa su reacción.

Reconoce sus sentimientos antes de exponerte a una situación potencialmente embarazosa.

regresar al menú ↑

Recibe consejos de su familia y amigos

Solamente asegúrate de que la persona a la que elijas es discreta y adecuada ara mantener tu secreto.

Consultar con alguien que conozca bien a tu pareja es una genial idea para comprender si alguna vez ha mencionado sus intenciones de casarse.

Además, esto también es útil para asegurarte de que eliges el anillo adecuado y de que la propuesta que estás planeando le va a entusiasmar.

regresar al menú ↑

Habla con su padre

Puede parecer anticuado e incluso machista, pero hablar con su padre (o con un sustituto, como su madre o su figura paternal) también puede ayudarte a saber si cuentas con la aprobación de su familia.

Muchas veces, hacer esto es difícil y quizá ya sepas la respuesta con antelación. Pero incluso aunque sepas que no le gustas a su padre, a veces es buena idea hacerle saber tus intenciones.

Está claro que su padre no va a tomar la decisión por ella, pero si al menos intentas ponerte de acuerdo con él al principio, todo será más fácil al final.

regresar al menú ↑

Decide entre una propuesta pública o una propuesta privada

De esto depende totalmente su personalidad: ¿es una persona introvertida o extrovertida? ¿Y tú?

Si soléis exponer vuestras vidas frente a otras personas, celebrando grandes celebraciones por vuestros logros personales, entonces una propuesta pública es ideal. Si haces muchas cosas frente a otras personas, entonces puedes buscar ideas para pedidas de mano en público, ya que puede ser romántico estar rodeados de otra gente cuando le propongas matrimonio a tu pareja.

Si, por otro lado, sois personas más reservadas y preferís los planes íntimos: entonces haz que tu propuesta sea igual para que la pueda disfrutar al máximo.

Si uno de vosotros es introvertido y el otro es extrovertido, simplemente pídele matrimonio en privado y luego celebrad una fiesta con todos vuestros seres queridos.

regresar al menú ↑

Selecciona el mejor anillo

Elegir un anillo correcto es una tarea crucial.

Sin duda de nuevo, lo mejor es recurrir a alguien que la conozca bien, para que te puedan ayudar a elegir algo que la emocione.

Lo más importante es elegir el tamaño adecuado de anillo. No hay nada más decepcionante que un anillo que no entre.

Una vez te asegures de esto, empieza a considerar la personalidad de tu novia: ¿le gustan mucho las joyas? Entonces trata de adquirir un anillo exclusivo.

regresar al menú ↑

Prepara lo que vas a decir

Evita las improvisaciones de última hora.

Por mucho que le digas a tu pareja lo mucho que la amas, seguramente los nervios te invadan en el último momento y hagan que te quedes en blanco.

Escribe un pequeño discurso incluso si lo necesitas. Pero también deberás practicar para que luego todo salga según las expectativas.

De todos modos, incluso si «te equivocas», su respuesta seguirá siendo la misma. Luego tendrás la oportunidad de decirle todo lo que querías.

regresar al menú ↑

Respira hondo y relájate

Tenerlo todo listo no solo lo hace todo más especial, sino que te ayudará a que te sientas con mayor confianza. Todo se centra en demostrar que la amas.

Si ella siente lo mismo por ti, comprenderá todo lo que has hecho incluso si algo sale mal. Todo lo que necesita es ver el amor sincero en tus ojos.

Así que respira hondo y relájate. Intenta disfrutar de ese momento, porque será uno de los eventos más grandes que vivirás en toda tu vida.

Braulio Gómez

Braulio Gómez es experto en el proceso que atraviesan las mujeres cuando se trata de gestionar su lado más pasional. Braulio, con experiencia en las principales cuestiones sociales, económicas y sociales que confrontan las mujeres a lo largo de su vida, comparte en Enamora Fácilmente, y para cada más de 3.5 millones personas cada año, todos los secretos de la mente femenina de forma sencilla y amigable.

Enamora Fácilmente